Inicio en la tienda del electromecánico
Aviso :

Esta web usa las cookies indispensables para la correcta navegación y estadísticas anónimas.
Tiene más información consultando nuestra política sobre cookies.
Si continua navegando en esta web entendemos que acepta su uso.
  Carrito de compra  
  Productos (  146  )  
Ver carrito  

  Categorías  
  Información del producto  


Añadir a la cestaComprar
Nombre Detector de fugas Miac G5.1, máquina de humo
Descripción Detector de fugas Miac G5.1, maquina de humo para detectar averías en admisión, escape, turbos, etc
Categoría Detector de fugas
Nuestra referencia T-G5.1
Fabricante MIAC
Referencia fabricante T-G5.1
Precio 980,00 €
Precio IVA ( 21 %) incluido 1.185,80 €


  Información detallada del producto  
El detector de fugas G5.1


! convierte las averías invisibles en visibles¡
  ¡Con la máquina de humo G5.1, detectará fugas rápidamente, incluso aquellas que no pueden ser detectadas de forma visual! Hay pocas máquinas que le puedan ahorrar más tiempo o generar más beneficios para su taller
  • Sistemas del cánister
  • Válvulas EGR
  • Juntas, componentes y conductos
  • Sensores MAP/MAF
  • Ejes de mariposa desgastados
  • Servofrenos
  • Catalizadores
  • Sistemas de cierre centralizado
  • Diafragmas y asientos de válvulas
  • Cierres de puertas y ventanas
  • Turbos y intercoolers
  • Fugas de aceite
  • Componentes de plástico
  • Carcasas de los faros
  • Colectores de admisión ...¡Y mucho más!
Rápida detección de fugas   Hay pocas máquinas que le puedan ahorrar más tiempo o generar más beneficios para su taller.
Con la maquina de Humo puede detectar rápidamente fugas en el sistema, e incluso mostrar fugas que no pueden ser detectadas de forma visual. El método de funcionamiento de esta herramienta consiste en generar humo para detectar fugas de forma más concluyente que cualquier otro sistema.
  Luz de combinación:(WVA-065) luz blanca para la rápida ubicación del humo y luz ultravioleta (UV) para destacar la tintura fluorescente depositada sobre la fuga
UltraTraceUV®:(T-G5L) esta solución patentada de generación de humo está aprobada por los fabricantes de vehículos. Además, esta solución química está especialmente diseñada para soportar temperaturas de vaporización durante la detección de averías. La tintura especial que deposita durante las comprobaciones permite localizar con precisión la fuga sin dañar los componentes del vehículo. La solución UltraTraceUV® permite realizar las comprobaciones de forma segura en los sistemas del vehículo. Cada botella permite realizar aprox. 300 tests (355 ml); se incluyen dos botellas con el equipo.

Nueva tecnología - nuevas herramientas Con la implementación de nuevos motores en los vehículo y para que estos pasen las normativas de contaminación, se han instalado varios sensores en el colector de admisión y de escape, que pueden producir emisiones de gases y problemas de regulación lambda, debido a pequeñas tomas de aire en estos sistemas. Por este motivo, la fiabilidad y la precisión de esta potente herramienta permiten al usuario detectar las fugas de forma rápida y fácil, aumentando la eficiencia de diagnosis así como la velocidad de trabajo y de resolución de la avería. Sin duda, la máquina de humo se ha convertido en un gran complemento para el equipamiento de diagnosis.  
    El sencillo sistema de funcionamiento de la máquina de humo permite al usuario regular el caudal y la presión de salida de humo. De esta forma, la máquina de humo se convierte en una potente herramienta de medición completamente adaptable y precisa. Además, la lámpara halógena de 12V le permitirá visualizar rápidamente el humo saliente de un sistema determinado. El caudal de humo es denso y regulable mediante el mando giratorio.
 

 

Comprobación de componentes

(radiadores, bombas de agua, válvulas, etc.)  Cuando se instalen partes nuevas o reconstruidas, no hay nada más frustrante que darse cuenta, al completar el trabajo, que el componente tiene fallos o fugas. Es muchísimo más fácil inspeccionar un radiador o una bomba de agua antes de instalarla que averiguar más tarde, cuando en anticongelante ya se ha añadido, que hay una fuga.
La comprobación de componentes tiene posibilidades sin fin: cualquier cosa desde manguitos a diafragmas se puede comprobar. Con cada maquina de humo se suministra con dos conos que puede ser usado para acceder a cualquier apertura, uno de 2.5 cm a 8.9 cm y otro de 8.9 cm a 15.2 cm. Simplemente se introduce el humo al sistema que se quiera comprobar, sellando cualquier salida o paso de interconexión, y buscar si el humo sale por alguna fuga.

 
  Fugas en el sistema de escape Estas fugas pueden ser difíciles de localizar porque a menudo están ocultas por obstáculos metálicos, o pueden estar silenciadas cuando el motor se calienta. Esta comprobación es más efectiva cuando se hace en un sistema de escape en frío, ya que un catalizador muy caliente puede consumir parte del humo. También, muchas fugas pequeñas en el escape sólo son visibles en un sistema frío, debido a la expansión termal.
  1. Eleva el vehículo para poder acceder a la parte inferior.
  2. Con el motor apagado, inserta el tubo del humo y el tapón del escape en el tubo de escape tal como se muestra.
  3. Pulsa el botón remoto para iniciar el seguimiento del humo.
  4. Usando un foco, sigue el camino a lo largo del sistema de escape del vehículo y busca el origen de la fuga (humo saliendo)
Nota: En sistemas de escape dobles, coloca un cono en cada tubo.
   

Fugas de vacío e inducción  

  • Selle el sistema que vaya a comprobar seleccionando el tapón de tamaño adecuado (incluido), sellando la entrada de aire del motor.

Nota: Para inspeccionar el sistema entero, es mejor sellar la entrada de aire del motor lo más cerca posible del origen de la toma de aire. Esto es especialmente importante en motores equipados con sensores de masa de aire y conductos relacionados que lo conecten al sistema de entrada.

  • Encuentre una línea de vacío en el motor que sea fácilmente accesible e inserte la boquilla de la maquina de humo

Nota: La línea que llega al sistema de frenos es un buen lugar para introducir humo al colector de entrada. Entre en la línea en un punto en el que la válvula no interfiera (o detenga el flujo del humo).

  • Con el motor apagado, pulse el botón remoto hasta que el sistema se llene (de 30 segundos a un minutos es suficiente).
  • Cuando esté lleno se observa como sale el humo, suelte el botón remoto.
  •  Pulse y suelte el botón remoto en intervalos cortos para localizar el origen de la fuga. Se sugiere el uso del foco.
    Fugas en el aceite y las juntas  Muchas fugas de aceite se pueden localizar con la maquina de humos, aunque se tiene que entender que la maquina de humos sólo encontrará fugas que permitan que el aire fluya por ellas, causando burbujas en el aceite.
  • Saque la varilla y deslice un manguito por el tubo de la varilla. Inserte la boquilla de humo dentro del manguito.
  • Bloquee o tapone el PCV, respiraderos y tomas. Quite la tapa del filtro de aceite.
  • Introduzca humo en el cárter hasta que se lo vea salir del orificio de llenado de aceite.
  • Ponga la tapa del filtro de aceite y continúe llenando el sistema.
  • Use un foco para comprobar la existencia de fugas, que podrían aparecer como aire filtrado, aceite burbujeando con poco humo o sin humo, o un goteo de aceite sin nada de humo.

Fugas en el Intercooler o en el Turbo compresor 

Los compartimentos del motor con turbo tienden a funcionar más en caliente que los motores normales aspirados, causando que los manguitos y precintos se sequen y produzcan fugas. Para que los sistemas con turbo funcionen eficazmente, no pueden haber fugas en el intercooler, conductos, escape o el mismo turbo.
  • Conecte la boquilla de humo al sistema de entrada de aire.
  • Introduzca el humo en el lado turbina admisión del turbo.
  • Mientras la entrada esté bajo la presión del humo, inspeccione las posibles fugas en el intercooler, los conductos, válvula de descarga, y el lado de la turbina admisión del turbo.
  • Para inspeccionar las fugas del lado turbina escape del turbo o el escape, coloque el cono en el tubo de escape. Introduzca humo e inspeccione el tubo, el colector y el lado de la turbina de escape del turbo.

Fugas en la válvula EGR

La válvula de recirculación de gases de escape está en el centro del sistema de control de emisiones. Ya que la válvula trabaja en un entorno hostil siempre es susceptible de sufrir una fuga. Durante una comprobación normal de fugas de vacío la válvula EGR estará expuesta al humo y puede mostrar fugas en la unión el diafragma e incluso en la junta base.
Si se ve humo excitando la válvula, desconecte la línea de suministro de vacío de la válvula e introduzca humo directamente a la válvula. Esto verificará si hay pérdida en el diafragma o si la válvula pierde por la unión.
El humo también se puede usar para comprobar las entradas a la EGR para restricción. Abra o quite la válvula e introduzca humo a través del tubo de escape para verificar que esas entradas están abiertas. Motores de ralentí y fugas en las electroválvulas

Una pequeña fuga en un motor al ralentí o un electroválvula puede hacer que un motor al ralentí no funcione bien o se bloquee. Las fugas en esos componentes se encuentran normalmente durante una comprobación de fugas de vacío. No es normal encontrar juntas base y anillos con fugas alrededor de los motores y los solenoides.
 

Fugas en el sistema del Canister

Una fuga de vacío en el sistema del canister no solo afecta al funcionamiento del motor como otras fugas de vacío. 
  • Desmontar la válvula de retorno, inserte la boquilla de humo en el el adaptador de la valvula antiretorno y pulse el botón puesta en marcha para comenzar la introducción del humo.
  • Debajo del capó, busque el humo que haya alrededor del canister. Mire también dentro del vehículo debajo del salpicadero.
Fugas bajo el salpicaderoLas fugas bajo el salpicadero pueden ser muy difíciles de localizar. La maquina de humo puede confirmar o eliminar la posibilidad de una fuga bajo el salpicadero en cuestión de minutos.
  • La mayoría de vehículos tienen una línea común que suministra el vacío que se origina en la toma de aire del motor. Esta fuente de vacío viene a través de la trampilla de la calefacción para ser usada en las funciones de control del calefactor/AA, al igual que para otros sistemas en el vehículo. Los sistemas de vacío debajo del salpicadero están pensados para ser sistemas cerrados, cualquier flujo a través de estos sistemas indicaría que hay una fuga.
  • Coloque la boquilla estrecha humo en la línea principal de vacío (más allá de la válvula de comprobación) que se dirige al salpicadero.
  • Use la descarga de presión como guía para determinar si el sistema que se comprueba tiene fugas. Si no observa una fuga de humo del sistema y la presión es alta, significa que el sistema está lleno de humo y que no hay fugas. 
  • Continúe introduciendo humo en el sistema mientras selecciona cada opción del control de clima. Ilumine con una linterna debajo del salpicadero y busque humo para localizar cualquier fuga.
  Fugas de viento y agua (paneles solares, ventanas, etc.) El difusor de humos se desarrollo para una identificación rápida de fugas de aire o agua en el compartimento de pasajeros del vehículo. Estas fugas pueden sen causadas por una puerta que falle, por el aislamiento de las ventanas, por el parabrisas o por los paneles solares deslizantes, o por una mala alineación de alguno de estos componentes.
  • Aparque el vehículo para poder comprobarlo en un interior, evite aparcar en un entorno ventoso.
  • Gire la llave al punto de ACESSORIES.
  • Encienda el difusor del calentador/ AA con AIRE FRESCO y ALTO (compruebe que NO esté en modo de recirculación).                        
  • Cierre las puertas y ventanas del vehículo. La cabina está ahora bajo una ligera presión positiva.
  • Añada el difusor de humo al final de la boquilla.
  • Pulse el botón remoto.
  • Desde fuera del vehículo, coloque la salida del difusor a 10 cm del vehículo y páselo por el área que desea comprobar.
  • El humo se mantendrá en los sitios por donde pases hasta que aparezca una fuga. El aire que sale del vehículo hará que el humo se deshaga, identificando el origen de la fuga.
  • Una vez haya encontrado la fuga, marque su localización con un lápiz de cera o algo que se pueda borrar. Busque la cause de la fuga.
  • Apague el encendido del vehículo y repare la fuga.
       

| Información legal | Carretera del Mig, 97, 1º B 08907 L'Hospitalet (Barcelona) Tel. +34 932 631 768 CIF: B 586 201 39 | © Dacarsa S.L. 2013